xerolutions

Materiales porosos para el almacenamiento de energía

Xerolutions es uno de los vencedores de la cuarta convocatoria de Fondo de Emprendedores, que se encuentra en proceso de incubación. Durante este periodo –no superior a 24 meses-, el Centro de Tecnología Repsol pone a su disposición los recursos y las tecnologías más innovadoras para ayudar en su desarrollo de cara a una futura comercialización.

Xerolutions ha diseñado una tecnología capaz de producir materiales orgánicos porosos de elevada pureza, entre cuyas múltiples aplicaciones destaca su ventaja competitiva en sistemas de almacenamiento electroquímico de energía, como los supercondensadores.

Los supercondensadores son dispositivos electrónicos capaces de almacenar en su interior cargas eléctricas y liberarlas con extraordinaria rapidez (en décimas o centésimas de segundo). Están compuestos de materiales que albergan los electrolitos en el interior de sus poros. Dependiendo de las características de estos materiales, los electrolitos se comportan de manera diferente. Por ello, es importante poder controlar al máximo las cualidades físico-químicas del componente interno de estos supercondensadores.

La principal aportación de Xerolutions es que son capaces de fabricar adhoc materiales con la porosidad adecuada para optimizar el funcionamiento de los supercondensadores en función de su uso final, controlando la densidad de energía y la propagación de cargas.

Limitaciones del carbón activado

En la actualidad, el material estándar utilizado para fabricar electrodos de supercondensadores es el carbón activado debido a su elevada superficie específica y a su moderado precio. Sin embargo, al ser obtenido de materias primas naturales, el carbón activado presenta impurezas, lo cual limita la vida media de los dispositivos. Además, no se posee un control sobre su estructura porosa interna para optimizar la distribución del tamaño de los poros a cada tipo de electrolito y a cada diseño de supercondensador.

En este sentido, los materiales de Xerolutions presentan una porosidad diseñada a la medida de los distintos electrolitos. De esta forma, se obtiene una elevada densidad de energía y una buena propagación de las cargas. Al ser materiales sintéticos compuestos fundamentalmente por carbono, no presentan impurezas, con lo que aumenta la estabilidad carga-descarga.

Gracias a su menor resistencia eléctrica, mejora considerablemente las prestaciones de los actuales carbones activados, pudiendo duplicar la densidad de potencia y energía de los supercondensadores. Este tipo de dispositivos de almacenamiento de energía podrán ser empleados en multitud de dispositivos móviles, en industrias de energías renovables o en vehículos eléctricos.

Fuente: http://blogs.repsol.com/innovacion/materiales-porosos-para-el-almacenamiento-de-energia/