Novedosas herramientas en busca de la mejora continua

Las diferentes herramientas que utilizan los investigadores del Centro de Tecnología Repsol, para poder seguir innovando, al igual que los diferentes procesos, son optimizados en las plantas piloto de Repsol. En este nuevo vídeo, los investigadores Almudena Hinojosa y Felipe de Castro, explican a la perfección el funcionamiento de la planta piloto de refino y el laboratorio, donde destaca la ágil transmisión de resultados para la toma de decisiones.

Hay que destacar también la importancia de la analítica, y de las técnicas que se utilizan en el Centro de Tecnología Repsol, como es la isotopía estable, que nos da la posibilidad de conocer el origen de algunas sustancias. Sus investigadores aplican este procedimiento en concreto al crudo, analizando la cantidad de isótopos estables que contiene, para determinar su origen, su composición aproximada o si varios tipos de crudo pertenecen al mismo yacimiento.

Otra de las técnicas que se emplean es la cromatografía, utilizada para separar los distintos componentes de una mezcla compleja. Se realiza en dos fases: fase estática y fase móvil. Primero, colocando la mezcla sobre un soporte fijo y después, haciendo mover una sustancia sobre esa mezcla. Este método es usado en multitud de investigaciones por ejemplo, para conocer exhaustivamente los distintos tipos de materiales que se desarrollan; o para analizar los combustibles y lubricantes, y mejorar así sus formulaciones.

Colaboración en nuevos proyectos

El proyecto Sales Solares, que ha sido seleccionado junto a Energy Harvesting, Evolgene y DTBIO, va a ser apoyado desde el Fondo de Emprendedores de Repsol. Se trata de una investigación que estudia el uso de estas sales en plantas de concentración solar, donde se genera energía eléctrica a través del vapor. Según afirman los propios investigadores, esta idea innovadora va a permitir que en un plazo de diez años la energía eléctrica, sea producida principalmente en estas plantas.

Con el objetivo de impulsar la nanotecnología en la industria energética del transporte, participamos activamente en el Proyecto Sonar. Se trata de un proyecto clave en la actualidad, ya que se están investigando nuevas aplicaciones para el futuro como en la industria del Oil&Gas y en la exploración y producción de hidrocarburos, con el desarrollo de sensores y nuevos sistemas para la recuperación mejorada de petróleo.

Y es que en un futuro próximo, el grafeno, que ha sido considerado el material del futuro, será utilizado en aplicaciones nanotecnológicas. Este nanomaterial, está formado por una lámina de carbono de un átomo de espesor que, se podría emplear para mejorar las cualidades de infinidad de productos, como pantallas táctiles, dispositivos ópticos, sensores, transistores de radiofrecuencia, etc. Actualmente, el grafeno y sus derivados son usados, por ejemplo, en el almacenamiento de energía aplicado al transporte y, concretamente, al vehículo eléctrico.

Fuente: http://blogs.repsol.com/innovacion/repsol-emplea-novedosas-herramientas-en-busca-de-la-mejora-continua/