Plásticos que nos facilitan la vida

Apareció en nuestras vidas hace unos ochenta años y, desde entonces, este material básico se ha vuelto imprescindible: el plástico. Desde el coche hasta nuestro teléfono móvil, en nuestro día a día lo utilizamos prácticamente a todas horas. Por eso, en el Centro de Tecnología Repsol se investiga el desarrollo de una nueva generación de materiales plásticos más duraderos, más resistentes y mucho más versátiles.

Según el informe de Worldwath Institute, en la actualidad la fabricación de plásticos a nivel mundial ronda las 300 millones de toneladas. Envases, construcción, edificación, automoción, agricultura o incluso el mundo de la moda ha sucumbido a las múltiples ventajas de este tipo de material, capaz de proteger contra el frío y la humedad sin añadir peso extra a las prendas.

Gran parte de los plásticos que manejamos cada día son derivados del crudo. Es el caso de algunos de los materiales que componen el smartphone, la tablet o el ordenador que hace posible que leas este blog. Las carcasas, teclados o el recubrimiento de cables de estos dispositivos que utilizamos a diario se fabrican a partir de polímeros, materiales sintéticos y ligeros, como los que se diseñan en el Centro de Tecnología Repsol. Nuestros investigadores idean formas de mejorar las propiedades de estos materiales, cuya composición conocen al detalle.

En los laboratorios del Centro de Tecnología Repsol fabrican a pequeña escala y prueban estos materiales que posteriormente se utilizan para múltiples aplicaciones, no todas ellas de carácter tecnológico. Por ejemplo, sin plásticos elaborados a partir de polipropeno o polietileno (dos derivados del petróleo), no podríamos realizar mudanzas. ¿Qué sería de los objetos frágiles sin el famosísimo plástico de burbujas? Eso, por no hablar del papel film plástico el que se conservan frutas, verduras, carne y pescado.

Siguiendo con las aplicaciones para sector alimentario, dedican grandes esfuerzos a la investigación y el desarrollo de las formulaciones para las cubiertas de los invernaderos. Sus propiedades de termicidad, antivaho, antiplagas y antitérmico ayudan a mejorar las producciones y a proteger los cultivos. Estas formulaciones también sirven para satisfacer la duración y requerimientos de los films agrícolas en zonas geográficas con alta radiación ultravioleta y condiciones críticas de cultivo, gracias al uso de formulaciones antioxidantes.

Hasta en el coche

Uno de los sectores que más se ha servido del plástico en los últimos años ha sido el del automóvil. Tanto que llama la atención conocer el origen plástico de algunos componentes como los faros o los paragolpes. La incorporación de este tipo de materiales ha supuesto la reducción del 10% del peso de los vehículos, lo que además de aumentar la seguridad y estabilidad, permite ahorrar hasta un 5% de carburante.

La lista de materias procedentes del petróleo, que se han ido incorporando con el paso del tiempo a nuestra vida, es casi interminable. Muchas de ellas, han tenido un papel clave en nuestro desarrollo y confort.

Fuente: http://blogs.repsol.com/innovacion/plasticos-que-nos-facilitan-la-vida/