Así funciona una caja de atmósfera inerte

Se trata de una caja hermética y transparente que incluye unos largos guantes con los que manipular lo que alberga en su interior. La idea clave de estas cajas es poder realizar ensayos en condiciones de atmósfera y humedad distintas a las que se viven en el exterior.

¿Por qué? Porque muchos compuestos químicos presentan gran tendencia a reaccionar con la humedad o el oxígeno de la atmósfera, lo que dificulta o incluso hace completamente imposible la marcha de la investigación.

¿Un ejemplo? En el Centro de Tecnología Repsol se desarrollan a medida catalizadores para los procesos de polimerización con los que se crean materiales como el polietileno. Pero estos catalizadores reaccionan con el oxígeno del aire, por lo que los investigadores necesitan realizar su síntesis, manipulación y análisis en una caja de atmósfera inerte.

Para crear esta especial situación dentro de la caja, se suelen emplear gases inertes –como el nitrógeno o el argón– que suelen ser poco o nada reactivos a condiciones de presión o temperatura, lo cual permite generar una atmósfera de gran pureza.

Además de poder trabajar con condiciones atmosféricas diferentes, las cajas de guantes tienen otra gran utilidad: manipular en condiciones seguras diferentes sustancias químicas. Este segundo uso es quizá el más popularizado, y no sólo en centrales nucleares como la que se imaginaron los creadores de Los Simpson sino en laboratorios biomédicos donde se trabaja con virus y baterías. De hecho, cabe la posibilidad de emplear este mismo sistema de guantes en cámaras de vacío.

Fuente: http://blogs.repsol.com/innovacion/asi-funciona-una-caja-de-atmosfera-inerte/