Innovación para una movilidad sostenible

Antes de que te entreguen las llaves en el concesionario, tu nuevo coche habrá sido probado, fabricado y, sobre todo, diseñado de acuerdo a un conjunto de criterios que nacen con el objetivo de que el nuevo producto se adecue a las normas vigentes. Y entre ellas, la normativa europea sobre emisiones.

Desde 1992, todo coche comercializado en el territorio de la UE ha de cumplir con unos máximos de emisiones de partículas, hidrocarburos y óxido de nitrógeno (NOx). La norma es estricta con toda clase de vehículos, pero establece diferencias entre los coches propulsados por gasolina y los que se abastecen de gasóleo. En estos 25 años, Bruselas ha aprobado seis normas. La última, la Euro6, entró en vigor en septiembre de 2014 y da un paso más en la paulatina reducción del umbral de emisiones de los vehículos de combustión. Así, por ejemplo, las emisiones de NOx se han reducido desde entonces en casi un 85%.

Estrategia de eficiencia

A priori, este tipo de normas no suponen ningún cambio para el consumidor, pero sí una ventaja: al comprar un nuevo vehículo, pueden beneficiarse de innovaciones tecnológicas que no solo redundan en menores emisiones sino también, y por lo general, en un menor consumo de carburante. En aras a adaptarse a las diferentes normas Euro, los fabricantes han implementado cambios en los motores que empiezan a sonarnos: el catalizador trivalente, el catalizador de oxidación, el filtro de partículas, los sistemas de recirculación de gases de escape…

Junto a los motores, también han cambiado los carburantes. Combustibles como Neotech se han probado una y otra vez en el Laboratorio de Motores hasta dar con la formulación óptima para las últimas motorizaciones del mercado. El diesel e+10 de esta gama, por ejemplo, mejora la ignición en las condiciones más desfavorables permitiendo el arranque en frío, con el que se minimiza la emisión de monóxido de carbono.

En el Centro de Tecnología Repsol no nos conformábamos con trabajar sólo en el lado del carburante y decidimos ir un paso más allá. ¿Qué otra cosa podíamos hacer? Trabajar por el lado del asfalto y desarrollar una formulación capaz de descontaminar el aire de nuestras ciudades. Y así surgió la tecnología de Equinox, que transforma los NOx en nitratos (productos inocuos) a través de un proceso fotocatalítico en la superficie del pavimento. Hoy, estos asfaltos están ya en la fase de demostración de tecnología y en un barrio madrileño, en Chamberí, se están probando.

Uno (o dos) pasos por delante

El camino de la sostenibilidad y eficiencia es inexorable y, anticipándose a la propia legislación, en el Centro de Tecnología de Repsol llevamos años implementando innovaciones en este sentido. Uno de nuestros programas más ambiciosos es SPAIN 2017, que busca alinearse con los retos que plantea la Estrategia de Sostenibilidad de la UE para 2050.

Al frente del proyecto se encuentran los expertos del Laboratorio de Motores, que han logrado reunir los mejores atributos de cada una de las energías –química, eléctrica y térmica– en un Sistema de Propulsión Avanzado Integrado, que combina un motor de combustión ultraeficiente de inyección directa de gasolina ligera, motor eléctrico y recuperación de energía térmica en los gases de escape. Se trata de una solución integral, un todo en uno, para impulsar la eficiencia y reducir las emisiones.

En el marco del proyecto, se fabricará un vehículo de demostración que incorporará las últimas tecnologías en el ámbito de la automoción y que servirá como plataforma para poner en juego su potencial y rendimiento en diferentes escenarios. Para ello, Repsol lidera un consorcio de empresas del sector que colaboran en esta innovadora iniciativa mediante el desarrollo y diseño a medida de diferentes componentes avanzados y de última generación para lograr una mayor eficiencia. Además, el proyecto ha suscitado tal interés que está financiado con el apoyo del Centro para el Desarrollo Técnico Industrial (CDTI), a través del programa CIEN, y con Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la UE.

Fuente: http://blogs.repsol.com/innovacion/innovacion-para-una-movilidad-sostenible/